~Fernando Celada

Ausencia quiere decir olvido,
decir tinieblas, decir jamás.
Las aves pueden volver al nido,
pero las almas que se han querido,
cuando se alejan no vuelven más.
       ¿No te lo dice la luz que expira?
¡Sombra es la ausencia, desolación!
Si tantos sueños fueron mentira,
¿por qué se queja cuando suspira
tan hondamente mi corazón?
       ¡Nuestro destino fue despiadado!
La ausencia quiere decir nublado.
¡No hay peor infierno que haberse amado
para ya nunca volverse a ver!
       ¡Qué lejos se hallan tu alma y la mía!
La ausencia quiere decir capuz;
la ausencia es noche, noche sombría.
¿En qué ofendimos al cielo un día
que así nos niega su tibia luz?
       Nuestras dos almas, paloma y nido,
calor y arrullo, no vuelven más
a la ventana del bien perdido.
¡La ausencia quiere decir olvido,
decir tinieblas… Decir jamás!

Fernando Celada (mexicano; 1872-1929). [Con este poema del xochimilca Fernando Celada se ha hecho una injusticia: tanto en las viejas como en las más recientes  grabaciones de música cubana,  no se le da crédito como autor del poema de donde está tomada la canción “Ausencia” (“Ausencia quiere decir olvido”, como dice el primer verso de “Nublos” de Celada), que popularizó por toda América la gran cantante y compositora cubana María Teresa Vera. Se otorga todo el crédito a otro gran compositor cubano, Jaime Prats, quien sólo es autor de la música.] En: Poesía popular mexicana. Selección y prólogo de Luis Miguel Aguilar. Ediciones Cal y arena, México, 1999.

 

« | »