~Anónimo

El día que morimos
el viento baja
para llevarse
nuestras huellas.

El viento crea polvo
para cubrir
las marcas que dejamos
al caminar.

Pues de otro modo
parecería que la cosa
fuera como si aún
estuviéramos vivos.

Por tanto el viento
es aquel que viene
a dispersar en vuelo
nuestras huellas.

 

Anónimo (bosquimano; finales del siglo XIX-principios del XX). En: World Poetry. An Anthology of Verse from Antiquity to Our Time. Katharine Washburn y John S. Major, Editores, Quality Paper Book Club, Nueva York, 1998, 1338 pp.

 

« | »