~Jorge Hernández Campos

Lento gotea el vino de la mesa
puesta a la sombra de los sauces.
Los pájaros picotean entre los jarros
volcados, el cesto del pan y las botellas.
Hemos reído y gozado, es lástima
tener que morir.
                          Esteban canturrea
echado entre las coles; una avispa zumba
en torno a la miel confusa de la canción.
Saulo aplasta las uvas con los labios
y deja escurrir el zumo por la barba.
Fiorella duerme, inquieta, y encendida,
como niño febril.

                 La hiedra sobre el muro.
Los olivos lejanos.

                  Las colinas oscuras.
El cielo rojo del mediodía.
                  Es lástima,
en verdad, es lástima tener que morir.

Roma, 2 de diciembre de 1952

 

Jorge Hernández Campos (mexicano; 1921-2004). En: La experiencia. FCE, 1986.

 

« | »