Centón de Neruda

       ~Pablo Neruda /J. J. Blanco

Mientras tú sales del mar, desnuda,
Del sol multiplicado por la furia del agua,
Como el verano en una iglesia de oro
En donde guardó el tiempo relámpagos errantes;

No sé quién vive o muere, quién reposa o despierta,
Plena mujer, manzana carnal, luna caliente,
En cuyo estío estalla la luz de los limones,
Matorral entre tantas pasiones erizado;

Rompe tu risa el árbol de la vida
Que construye un edén con unas cuantas hojas;
Y baja y corre y trina con el aire y conmigo;

Tú y yo somos la luz que continúa
Del racimo absoluto, del recto mediodía,
Del corazón que corre callado y carnicero.

 

Pablo Neruda (chileno; 1904-1973) / José Joaquín Blanco (mexicano; 1951). En: José Joaquín Blanco, Poemas escogidos. Editorial Penélope, México, 1984. [Centón. Tomado del latín cento,- önis, “paño lleno de remiendas”, de donde se pasó a “obra compuesta de una combinación de sentencias ajenas”. Joan Corominas, Breve Diccionario Etimológico de la Lengua Castellana.]

Donde se maravilla del olvido

       ~Ibn Hazm de Córdoba

       Si antes me hubieran dicho
“—Olvidarás a quien amas”,
mil veces habría jurado:
“—Eso no sucederá nunca.”
Pero ya que tras un largo desdén
fuerza es que venga el olvido,
bendito sea tu desdén,
pues que trabaja y se fatiga en curarme.
Ahora me maravillo del olvido,
como antes me maravillaba de la firmeza,
y veo ya tu amor como unas brasas
que arden, pero bajo la ceniza.

 

Ibn Hazm de Córdoba (994-1063). En: El collar de la paloma. Versión de Emilio García Gómez. Alianza Editorial, Madrid, 1971.

La rosa es sin por qué

       ~Rafael Cadenas

La rosa es sin por qué;
Florece porque florece.
(Die Ros ist ohn warum;
sie blühet weil sie blühet – Silesius)

¿Cómo, cuándo y dónde?
Los dioses permanecen mudos.
Quédate en el porque
y no preguntes el por qué.
(Wie? Wann? und Wo?
Die Götter bleiben stumm!
Du halte dich aus Weil
und frage nicht warum – Goethe)

No debes comprender la vida:
entonces ella se volverá una fiesta.
(Du musst das leben nicht verstehen,
Dann wird es werden wie ein Fest – Rilke)

       Silesius, Goethe, Rilke. Qué hilo. Un mismo talante. Quédate en el porque, o a lo español, en el porque sí, dicen los tres. Además, aunque no quisieras, estás obligado. Siempre terminas ahí.

 

Rafael Cadenas (venezolano; 1930). En: Obra entera. Poesía y prosa (1958-1995). FCE, México, 2000.