Las palmeras de Acapulco

acapulco

       ~Alfonso Camín

Junto al mar de Acapulco, las palmeras
jóvenes, armoniosas y joviales,
tienen cuerpos de novias quinceañeras.
Abren los brazos a los litorales,
al horizonte azul sus cabelleras
tendidas, ondulantes al aire marinero.
Cuando ven un velero,
quisieran arrancarse las raíces,
sentirse más felices
si las raptara la marinería,
conocer Yucatanes, Campeches y Belices
y amanecer mañana por regiones remotas,
bien sobre la cubierta o en la hamaca del día,
senos redondos y las pencas rotas,
entre ese vuelo blanco, nupcial de las gaviotas.
Son las palmas del Trópico, las vírgenes tempranas
que no admiten esperas,
tienen la voz alegre que tienen las mañanas,
quieren ser en el mástil ondulantes banderas
y no comprenden la vejez menesterosa.
Bajo el cielo del Trópico, mujeres y palmeras
se dan al sol y al viento como el fruto y la rosa.

Las palmas de Acapulco, cuando ven una nave
quieren ir con la brisa,
con la vela y el ave
y desgranar en perlas el collar de su risa.
Yo les doy la razón. Tienen derecho
el cuerpo fino, en redondez el pecho,
el cogollo feliz, vientres ingrávidos,
los cuerpos finos y los ojos ávidos.
Entre las carcajadas
del hombre, la mujer sin el ropaje,
las palmas de Acapulco, todas las madrugadas
quieren marchar de viaje
bien en la nave o a nado sobre las marejadas.
El mismo mar azul como anilina
tiende los ojos al confín abierto,
como esperando a otra princesa china
que arome de canelas orientales el puerto.
                         *
Si se forma un concierto,
un jurado de gentes marineras,
yo voto porque viajen las palmeras.

Alfonso Camín (español; 1890-1982). En: Lira errante. México, 1964.
        

Que por siempre te proteja…

trimurti

       ~Amaru

Que por siempre te proteja
el rostro de tu esbelta amada,
ese rostro,
que, en el momento del placer, en posición contraria,
tiene en desorden sus agitados bucles,
temblorosos sus aretes,
casi borrado el tilak de su frente
por las finas gotas de sudor
y llenos de languidez los ojos
al terminar los juegos amorosos.
¿Para qué invocar a Vishnu, a Shiva, a Brahma
y a los otros dioses?


en posición contraria: la mujer está encima del amante; es la viparîta râti de los tratados de erótica.
tilak: adorno redondo en la frente.

Amaru (poeta de la antigua India. No se sabe con exactitud en qué años vivió; se le sitúa entre 650 y 850 d. C.) En: Cien poemas de amor. Versión directa del sánscrito de Fernando Tola. Barral Editores, Barcelona, 1971.

Monumento

futbol

       ~Lucilo (adaptado)

LA ASOCIACIÓN DE GUARDAMETAS DE MÉXICO
DEDICA ESTE MONUMENTO
AL CENTRODELANTERO URUGUAYO
WASHINGTON JIMÉNEZ,
PORQUE EN ESTA POSICIÓN: TIRANDO A GOL,
NUNCA LE HIZO DAÑO A NADIE

 
Lucilo (latino; siglo I). En: The Greek Anthology. Edited by Peter Jay. Penguin Classics, New York, 1981. (Adaptado para este blog: LMA.)