23 agosto, 2017

Napoleón

       ~Walter de la Mare

Soldados:
¿Mundo?
                            Yo,
Cielo del norte,
                                       Yo,
Nieve incesante,
                                                    Yo,
                                                           Y la soledad
Que atravesamos,
Yo.

 

Walter de la Mare (inglés; 1873-1956). En: Katherine Washburn and John S. Major, Editors, World Poetry. Quality Paperback Book Club, NY, 1998. (Versión libre del bloguero.)

Leer completo

22 agosto, 2017

A sus venas

       ~Fernando Merlo

Estos cauces que ves amoratados
y de amarillo cieno consumidos,
eran la flor azul de los sentidos,
que hoy descubre sus pétalos ajados.

Besos verdes de aguja en todos lados
hieren la trabazón de los tejidos
y denuncian los brazos resentidos,
la enigmática piel de los drogados.

Las que llevaban vida y alimento
son tibias cobras de veneno suave,
blanco caballo con la sien de nieve.

Trotando corazón y pensamiento,
que por las aguas de la sangre vierte
con rápido caudal, la lenta muerte.

 

Fernando Merlo (español; 1952-1981). En: Centuria, poemas del siglo XX escogidos por 140 lectores. Visor, Madrid, 2003.

Leer completo

21 agosto, 2017

Los eclipses

       ~Lucrecio

Los eclipses del Sol y de la Luna
pueden de muchos modos explicarse:
si a la Tierra robar puede la Luna
la luz del Sol, y su brillante frente
ocultar a la Tierra, interponiendo
su masa opaca a los ardientes rayos,
¿por qué otro cuerpo puesto en movimiento
y privado de luz perpetuamente
no puede producir el mismo efecto
en tiempo igual? ¿Y no puede el Sol mismo
eclipsarse y perder en cierta hora
también su brillo, que recobra al punto
que atravesó por medio de los aires
regiones enemigas de sus llamas
y le precisan a extinguir sus fuegos?
Si puede despojar también la Tierra
de su luz a la Luna, y prisioneros
tener todos los rayos, colocada
sobre el Sol ella misma ínterin pasa
el astro de los meses por la sombra
de nuestro globo cónica y espesa,
¿otro cuerpo no puede al mismo tiempo
rodar bajo del globo de la Luna,
y resbalarase sobre el mismo disco
del Sol, cerrando, así interpuesto, el paso
a sus rayos y luz? Y si la Luna
con propio brillo luce, ¿no puede ella
lentamente eclipsarse en cierta parte
del Mundo, atravesando por parajes
capaces de apagar sus mismos fuegos?

 

Lucrecio (latino; siglo I, a. C.). En: De la naturaleza. Traducción de José (El Abate) Marchena (1791). Editorial Ciencia Nueva, Madrid, 1968.

Leer completo
Página 12 de 332« Primera...1011121314...203040...Última »