~Ana Ilce Gómez

Llorando me expulsó del paraíso.
En la tarde herrumbrosa peinó mis cabellos
me cubrió con su manto
y puso sandalias en mis pies.
De la mano me llevó a las puertas
del paraíso
y me dio un largo abrazo.
Y ya al final, de manera repentina
y con un brillo de fuego en la mirada
se me acercó al oído
y me preguntó
casi me suplicó que le dijera
qué saber tenía
la manzana.

 

Ana Ilce Gómez (nicaragüense; 1945). En: La poesía del siglo XX en Nicaragua. Antología. Edición de Daniel Rodríguez Moya. Visor, Madrid, 2010.