Día de mayo

       ~Sir Henry Wotton

…Naturaleza toda pareció enamorada.
Empezaba a moverse la savia vigorosa;
vibraba un jugo nuevo en enlazadas vides
y entonaban los pájaros su cántico de amores.
La recelosa trucha, que oculta reposaba,
alzóse en pos de alguna bien disfrazada mosca:
allí estaba mi amigo, paciente en su destreza
y muy atento al corcho tembloroso.
Ya tomó posesión de los aleros,
con su pintado nido, el raudo peregrino:
y ya los bosquecitos alegraba
la triunfante voz de Filomela.
Breves son los chubascos y es bonancible el tiempo;
fresca está la mañana y la tarde sonríe.
Juana toma su cubo, muy lavado,
y ya corre a ordeñar la vaca rubia;
allí, para un fornido zagal, diestro en los juegos,
prepara uno o dos dulces, batiendo leche y sidra.
Los campos y jardines adornaban
tulipas, azafranes y violetas;
y al fín, aunque tardía, la recatada rosa
mostraba su rubor algo encendido.
Así, todos estaban regocijados, dando
la bienvenida al año, que luce ropas nuevas.

 

En: Antología. Poesía inglesa de los siglos XVI y XVII. Editorial Origen, México, 1984.