~Vizconde de Altamira

¿Qué mayor desaventura
pudo ser
que veros para n’os ver?

Miraros y mi partida
m’han dado tanta passión,
que de ver biva la vida
se lastima el coraçón.
¿Pues para qué’s la ventura
qu’el plazer
ya no tiene qué perder?

Que si mirand’os penava,
más peno agora en no veros,
porqu’en veros contemplava
la gloria qu’era quereros.
¿Pues qué’spera la ventura
más de ver
nuevas causas de perder?

Quiero sofrir mi tormento,
mi dolor quiero querello,
que mudar ya el pensamiento
no puede muerte hazello.
¿Pues qué más quiere tristura
de saber
que no es en muerte el poder?

                Fin
La muerte, pues se dessea,
vuestra merced me la dé,
porque muriendo se vea
cómo no muere la fe;
y será la sepoltura
el padescer
d’haveros visto y n’os ver.

 

Vizconde de Altamira (1458-1508).  En: Poesía de cancionero. Edición de Álvaro Alonso. Ediciones Cátedra, Madrid, 1986.