Huesos

       ~Chuya Nakahara

Mira, mira. Estos son mis huesos.
Rompieron aquella carne inmunda
que estaba viva y angustiada.
Mis huesos, agudos y blancuzcos
ahora lavados por la lluvia.

Sin brillo
blancos como el yeso
chupando la lluvia
al aire
reflejando un poco el cielo.

Cuando el cuerpo alentaba
estos huesos se sentaban
en el bullicio del restorán
a comer ensalada de espinacas.
Vaya broma.

Mira, mira. Estos son mis huesos.
¿Soy yo quien los mira?
Qué extraño.
¿El alma se ha quedado atrás
o ha regresado
a mirar los huesos?

En el borde del arroyo de mi pueblo
parado entre el zacate seco
¿seré yo ése que mira?
Justo a la altura de un letrero en el camino
están mis huesos enhiestos, agudos y blancuzcos.

 

Chuya Nakahara (japonés; 1907-1937). En: En: Un rebaño bajo el sol. Poesía japonesa moderna. Traducción de Atsuko Tanabe y Sergio Mondragón. UAM, México, 1988.