~Anónimo

[En San Francisco Tetlanohca –pueblo del municipio de Santa Ana Chiautempan en Tlaxcala—se hace el velorio en compañía de los familiares y amigos y al día siguiente, antes de salir rumbo al panteón, se canta el despedimiento, en primera persona, haciéndolo en nombre del muerto: ]

Adiós mis señores amos,
ya me voy al triste olvido;
adiós mi casa querida,
donde yo estuve tendido.

Hijos míos, yo no quisiera
escuchar su triste llanto,
porque voy al camposanto
a que me coma la tierra.

Adiós mi acompañamiento
que me estuvieron velando,
ya se llegó la hora y tiempo
de que me vayan sacando.

Adiós el triste solar
donde fue mi habitación;
a mis parientes les pido
no me vayan a olvidar.

De este mundo has de sacar,
aunque dinero te sobre,
sólo una caja de pobre
en la que te han de cargar.

 

Anónimo (mexicano). En: Lilian Scheffler, Magia y brujería en México. Panorama Editorial, 1984.